la soledad de los números

LA SOLEDAD DE LOS NÚMEROS

 

Somos seres sociables, eso nadie lo discute, somos como números que junto a otros forman una cifra, una secuencia, una ecuación… Pero que necesitemos de una sociedad para validarnos como especie, no contradice que a la vez estemos tan solos como lo están los mismos números dentro de esas cifras, secuencias o ecuaciones. Uno es uno mismo con circunstancias o sin ellas. Es un hecho irrefutable que estamos solos desde el momento que cortamos el cordón umbilical que nos une a la madre, a partir de entonces es una lucha para huir de esa soledad que se manifiesta en toda su dimensión cuando nos disponemos a morir. Soledad pura. La soledad de un número dentro o fuera de una cifra, secuencia o ecuación… Desgraciada o afortunadamente según los casos, según las circunstancias. Habrá que aceptarlo con elegancia, sin traumas ni lágrimas, y que cada uno coja su número y se coloque en la cifra, secuencia o ecuación que quiera o pueda, aun sabiendo que estemos donde estemos, seguiremos estando solos. Quizá alumbrados por esa certeza dejemos de canibalizarnos los unos a los otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>